Viñas embargadas por las deudas al Pósito de Pliego

Corría el año 1.823 cuando saltó el escándalo de la quiebra del pósito de Pliego, uno de los más humildes de la provincia. Una mala gestión, libros contables desaparecidos, existencias bajo mínimos y deudores ilocalizables hicieron necesaria la intervención de la Diputación Provincial. El comisionado por la diputación comenzó sus trabajos para averiguar lo sucedido y restablecer el orden en el pósito municipal.

Como resultado de esta intervención muchos deudores fueron localizados y embargados sus bienes ante el impago de sus deudas. El día 10 de junio de 1823 en la edición del Correo Murciano se anunciaba la venta en pública subasta de algunas de las viñas embargadas en la localidad, junto a otros bienes, por las deudas contraídas por sus dueños.

Leave a comment

Your comment