La presencia arqueológica de la vid en el noroeste murciano

Desde hace ya unos cuantos años la profesora Maria Luisa Precioso Arevalo ha venido realizando diversos estudios de restos paleobotánicos en la Región de Murcia. En su trabajo  «Estudios de los Restos Paleobotánicos. 2.- Las Plantas Recolectadas y Sinantrópicas», 2004, podemos encontrar una breve exposición sobre la presencia en la antigüedad de la vid en nuestra comarca. Un desarrollo algo más detallado de la cuestión en «Estudio arqueobotánico de los restos de Vitis en la Región de Murcia», 2005, junto a Diego Rivera Núñez.

Tal y cómo reconoce la propia autora, los hallazgos de vid en excavaciones arqueológicas son escasos como consecuencia de que durante los procesos de excavación no se han tenido en cuenta las evidencias vegetales.

Los restos de Vitis más antiguos son los hallados en la Cueva del Calor (Cehegín) que pertenecen al período neolítico, (López García 1991).

El conjunto arqueológico del Milano (Mula) posee evidencias de Vitis, las semillas de Vitis vinifera L. presentan una morfología intermedia entre la silvestre y la cultivada. No existen trazas de vid silvestre en la zona estudiada por lo que su presencia cabría interpretarse en función al transporte realizado por el hombre o los animales. (Rivera- Obón, 1991).
Los análisis polínicos de La Presa (Calasparra) aportan datos de Vitis en su momento de ocupación eneolítica. También para este periodo se constatan Vitis en el yacimiento del Abrigo de Carboneros (Totana) a través de los análisis polínicos, así como restos de Vitis en el yacimiento de Cueva Sagrada (Lorca) que parece tratarse de una vid silvestre o semi-cultivada. (Rivera, 1987).
Durante la Edad del Bronce, es el poblado de Cerro de las Viñas (Coy, Lorca), el que documenta hasta tres granos de Vitis vinifera. L. sylvestris. (Rivera, 1987; Precioso inédito).
En época ibérica está plenamente constatado el cultivo de la vid, sobre todo, en el este y sur peninsular. Los análisis polínicos del poblado de Los Molinicos (Moratalla) aportan datos de Vitis en su momento de ocupación en un Ibérico Pleno (V-IV a. C), en este periodo localizamos restos de vid cultivada en el Cigarralejo (Mula); en la C/ de Los Tintes (Lorca) (Precioso, 2003).
En el Basurero tardorromano de la Laderanorte del Castillo de Lorca, se localizan varios ejemplares de Vitis. Las pepitas de vid de tamaño pequeño más redondeadas y casi sin pico pertenecen a Vitis vinifera L. subs. sylestris C.C.Gmelin, las pepitas de la vid cultivada son más grandes, alargadas, ovoidales y con el pico individualizado Vitis vinifera L. subs. sativa Hegi. En los niveles tardorromanos de la Ladera del castillo aparecen pepitas de uva cultivada Vitis vinifera pooles occidentalis Negrul, dos granos de tamaño diferente, el más pequeño pertenece a la var. Monastrel, (para hacer vino). (Precioso, 1994).

Leave a comment

Your comment