Las cooperativas del vino en Bullas (III)

La Cooperativa Agrovinícola Virgen del Rosario.

vinicorosarioTras la guerra civil el nuevo régimen franquista toma una serie de decisiones que alteran el devenir del Sindicato Católico y sus Bodegas Cooperativas. De un lado, decide la integración de los sindicatos en una única organización sindical y, de otra, excluye a los mismos del desarrollo de actividades económicas. Las Bodegas Cooperativas del Sindicato deben por tanto independizarse del mismo y la Ley de Cooperativas de 1942 es el cauce legal que posibilita esta separación. Incialmente su actividad se desarrolla en la Cooperativa del Campo de Bullas todavía vinculada a la Hermandad Sindical del movimiento, para finalmente independizarse totalmente del mismo.

Nace así en el año 1950 la Cooperativa Agrovinícola Nuestra Señora del Rosario como una refundación jurídica de las Bodegas Cooperativas del Sindicato Católico-Agrícola San Isidro. El proyecto es capitaneado por Mateo Fernández Sánchez quien dirigirá la misma hasta su jubilación y que previamente había dirigido una pequeña cooperativa con otros viticultores que se integró junto a la sindical en este proyecto cooperativo.

La nueva cooperativa hereda de la sindical su organización y funcionamiento. Continúa arrendando las antiguas bodegas particulares para elaborar el vino con las uvas de sus asociados. Igualmente, sigue planeando la construcción de una moderna bodega en los terrenos del Barrio de la Estación adquiridos en el año 1.928.

Gracias a la labor de la Obra Sindical de Colonización con la financiación del Instituto Nacional de Colonización y al Servicio Nacional de Crédito Agrícola pudo hacerse realidad la construcción de las anheladas bodegas tras la cesión del solar por parte del Sindicato Católico Agrícola y la adquisición de otros colindantes, entre ellos uno del Marqués de Pidal. El proyecto de la bodega fue realizado por el Ingeniero Agrónomo Ángel Arrue Astiazarán, dando comienzo las obras en el año 1.951 y estando concluidas las mismas para el día 25 de septiembre de 1.955 cuando se procedió a su inauguración oficial, siendo presidentes de honor de la Cooperativa Blas Alfonso Marsilla y Francisco Fernández Sánchez.

La cooperativa inició la elaboración de vinos en las nuevas instalaciones en el año 1.951 pese a encontrarse en plena construcción, motivo por el cual tuvo que continuar arrendando las viejas bodegas hasta la finalización de sus nuevas instalaciones.

El día 28 de marzo de 1958 se registraban los estatutos de la Cooperativa Nuestra Señora del Rosario agrupando en ese momento a 341 viticultores de la comarca, contando con un Reglamento desde el 18 de octubre de 1.952 cuando la cooperativa contaba con 343 socios.

A principios de 1.979 la cooperativa declaraba elaborar vino con unas 5.000 toneladas de uvas que aportaban sus socios en cada cosecha, limitándose a la producción de vinos tintos, a la espera de que el mercado les permitiera elaborar otros vinos, Hoja del Lunes de 15 de enero de 1.979.

Hasta nuestros días se han realizado nuevas ampliaciones sobre el proyecto inicial, se ha procedido a la sustitución de los viejos depósitos y de la maquinaria por otra más moderna, además de a la incorporación de personal cualificado.

Leave a comment

Your comment